PORCAL: La importancia del consumo de alimento en la etapa de recría

En la etapa de recría, los lechones recién destetados atraviesan uno de los mayores períodos de estrés de su vida, ya que son separados de su madre, marcando el fin de la lactancia. El consumo inicial de alimento en esta etapa es un factor clave que influirá en su desempeño durante la etapa de engorde.

Mucho se habla de alcanzar en la etapa de recría buenas ganancias diarias de peso y conversión alimenticia, pero ¿qué hay de alcanzar un consumo adecuado de alimento?

Es fundamental prestar atención al consumo de alimento en la primera semana después del destete. Consumos superiores a los 250 gramos por lechón al día son suficientes para un óptimo desarrollo del sistema gastrointestinal. El objetivo es lograr, en la semana posterior al destete, un consumo elevado y un adecuado crecimiento, lo que se traducirá en un mejor rendimiento en etapas posteriores (Muñoz et al., 1998).

Otro parámetro importante es medir el consumo total desde el inicio hasta el final de la etapa de recría. Para alcanzar un aumento de peso adecuado cercano a los 500 gramos por día, es necesario que cada lechón consuma al menos alrededor de 38-40 kilogramos de alimento en total, con una conversión alimenticia de alrededor de 1.5.

Raúl Águila, 2010

Factores que Afectan el Consumo de Alimento en la Etapa de Recría:

  • Creep feeding: esta primera etapa de consumo de alimento seco al pie de la madre ayudará al lechón a reconocer el alimento más rápidamente una vez destetado. A partir de los 7 a 10 días de vida, se puede comenzar a ofrecer en maternidad, en pequeñas cantidades, primero un pre-iniciador y luego un iniciador de recría.
  • Temperatura: acondicionar la sala de destete para recibir a los lechones con una temperatura adecuada es fundamental para alcanzar el éxito. Salas deficientemente climatizadas y frías harán que los lechones pasen mucho tiempo acurrucados con sus compañeros para mantener su temperatura corporal, lo que reducirá sus visitas al comedero.
  • Iluminación: se recomienda una iluminación de 200 a 300 lux durante 16 horas al día con 8 horas de oscuridad. Iluminaciones inferiores pueden retrasar el consumo.
  • Estímulo: estimular el consumo en los primeros días posteriores al destete ayuda a que los lechones visiten más veces el comedero. Es recomendable ingresar varias veces al día a los corrales, haciendo que los lechones se levanten, siempre con tranquilidad para evitar generar miedo y estrés.
  • Agua: el acceso al agua es uno de los factores más determinantes para el consumo de alimento. Ofrecer durante los primeros días una fuente de fácil acceso, como un plato con agua, hasta que el lechón aprenda a tomar del chupete o cazoleta. Un lechón debe consumir al menos un 10% de su peso vivo en agua, por lo tanto, se debe ofrecer una cantidad adecuada fuentes, alrededor de 1 bebedero por cada 10 lechones.
  • Disponibilidad de bocas de comedero: una boca de comedero por cada 5 lechones es suficiente para que todos puedan acceder al alimento en cualquier momento del día. Una adecuada regulación del comedero para ofrecer la cantidad de alimento que el lechón necesita es fundamental, ya que si el comedero se encuentra muy cerrado el lechón difícilmente accederá al alimento y si está muy abierto aumentará el desperdicio y por lo tanto no se cumplirá con el presupuesto asignado para la etapa.
  • Micotoxinas: es muy importante un análisis regular de las materias primas, para evitar rechazo al alimento. El uso de secuestrantes de micotoxinas puede disminuir el impacto, pero nunca en su totalidad.
  • Enfermedades: enfermedades infecciosas en general con la presencia de fiebre (T°C ≥39) genera un marcado descenso del consumo de alimento.
  • Granulometría: partículas muy gruesas pueden causar rechazo del alimento, generando que el animal segregue las mismas dejándolas de lado en la bandeja del comedero.
  • Bienestar Animal: este concepto engloba prácticamente todo lo mencionado anteriormente. Cuidar el bienestar de los animales será uno de los factores claves para alcanzar el éxito. Ofrecer a los animales un ambiente confortable, libre de estrés, en donde los operarios estén adecuadamente capacitados para dar un trato amigable, favorecerá el adecuado consumo de alimento. (Ver concepto de las 5 libertades).
  • En general, como se puede observar, existen múltiples factores que afectan el consumo diario y total de un lechón en la etapa de recría. El éxito dependerá del operario y del responsable de producción o supervisor que trabajan a diario con los animales, planificando adecuadamente las tareas diarias, respetando protocolos de trabajo y cuidando el bienestar de los animales.
https://www.linkedin.com/posts/porcal_ugcPost-7110233067440472064-0tO6?utm_source=share&utm_medium=member_desktop

2024 Grupo Dos Ríos – Todos los derechos reservados.

(03547) 43-5074
Italia 68, Alta Gracia, C.P. 5186, Córdoba, Argentina.

contacto@grupodosrios.com

2024 Grupo Dos Ríos – Todos los derechos reservados.

PORCAL: La importancia del consumo de alimento en la etapa de recría

2024 Grupo Dos Ríos – Todos los derechos reservados.